Caminos de unidad

2019-12-20T19:10:24-03:00 20/12/2019|Categorías: Institucional|Etiquetas: , , , , |

En recuerdo del Dr. Leandro Despouy

El miércoles 18 de diciembre falleció el Dr. Leandro Despouy. En estos días frenéticos de fin de año, en estas semanas de cambio de gobierno, en estas horas de decisiones urgentes y noticias efímeras; el Dr. Despouy deja su marca en un proceso que sigue en pie de lucha: el reconocimiento y la reparación por el Genocidio Armenio. 

Nos permitimos, entonces, frenar sobre lo urgente y recordar lo importante. El desarrollo profesional del Dr. Despouy, desde siempre vinculado a la Unión Cívica Radical, tuvo un momento central cuando, en la década del ’80, presidió  la Comisión de Derechos Humanos ante las Naciones Unidas. 

Desde ese espacio, y como embajador del Presidente Alfonsín ante la ONU, fue un activo defensor de los Derechos Humanos, pugnando por visibilizar el Genocidio Armenio dentro de la Organización de Naciones Unidas. Su trabajo se materializará el 29 de agosto de 1985 con la aprobación del «Informe Whitaker», un verdadero hito en el reconocimiento del Genocidio Armenio.

Es a partir de esta labor que Leandro Despouy será reconocido local e  internacionalmente recibiendo premios y honores en diversas partes del mundo. 

Reproducimos unas breves líneas del excelente libro “El Derrumbe del Negacionismo”, en el cual participó: 

“Cada día resulta más difícil imaginar que una sociedad pueda considerarse madura si desconoce aspectos trascendentales de su propia historia. El carácter inexorable del conocimiento de la verdad nos permite afirmar, desde una perspectiva histórica, que verdad, justicia y reparación son componentes inescindibles de una sociedad democrática, y que, lejos de debilitarla, la nutren y la consolidan. Sus fuentes legales, sociológicas e históricas transforman el derecho a la verdad en una de las principales conquistas del movimiento de los Derechos Humanos en el siglo XX…”.

Sus palabras, que son nuestras también, marcan el carácter universal de los Derechos Humanos, el sentido profundo de la Verdad como motor de la Historia y la necesidad de la Justicia en tanto espacio de enunciación donde la reparación (siempre en pugna) se hace posible en una sociedad cada vez más democrática. Ese carácter universal es parte fundante de la FLH y es motor necesario del Juicio por el Derecho a la Verdad del Genocidio Armenio.

Más Verdad y Más Justicia son el camino de unidad para una sociedad respetuosa de la diversidad y comprometida con el futuro.

Dr. Alexis Papazian
Director del Área Académica FLH
20 de diciembre de 2019

Dejá un comentario

17 − ocho =